El premio nobel de economía Robert Shiller ve burbujas por todos lados: en el mercado de valores, en el de bonos y en el inmobiliario, según el medio Investor's Business Daily que se pregunta si se aproxima la caída de la bolsa de valores.

"Veo burbujas por todas partes", dijo Shiller, profesor de Economía en la Universidad de Yale y autor del libro recién publicado Narrative Economics, a los inversionistas reunidos en Los Ángeles el 23 de octubre.

Shiller había predicho el colapso de la bolsa en 2000 y el colapso del mercado inmobiliario en 2007.

Burbujas en el mercado de valores

Shiller, ganador del Premio Nobel de Economía en 2013, dijo a Investor's Business Daily que espera solo un 4,4% de rendimiento anual promedio en valores estadounidenses en los próximos 30 años.

"Es una expectativa de rentabilidad decepcionante": menos de la mitad de la rentabilidad a largo plazo del mercado y muy por debajo de lo que exigen las pensiones. El rendimiento a largo plazo del S&P 500 es del 9,84%, según Index Fund Advisors, observa el medio.

Las altas valoraciones roban las ganancias futuras, explicó Shiller. La llamada ratio CAPE sobre los valores de EEUU se encuentra en un nivel elevado de 29. La ratio precio-beneficio ajustada cíclicamente examina cuánto están pagando los inversores por los beneficios ajustados a la inflación promedio en un período de 10 años.

"Un índice [actual] de la ratio CAPE de 29 solo ha ocurrido unas pocas veces en la historia", señaló Shiller. En 1929 llegó a más de 30, posteriormente, los mercados se derrumbaron y empezó la Gran Depresión.

Al mismo tiempo, Shiller observó que la ratio CAPE puede seguir aumentando hasta que se desinfle una burbuja de exuberancia irracional.

"(La ratio CAPE) subió a 45 en el año 2000 (antes de la caída del 49% del mercado bajista de 2000 a 2002)", comentó. Pero la relación CAPE es ligeramente superior a la de 1987, antes de la mayor caída del mercado de un día, del 23%, el 19 de octubre de 1987.

"En 2007 (la ratio CAPE) estaba alrededor de este nivel, justo antes de la otra caída", dijo. Así que "la historia muestra que (la valoración del mercado) podría subir a 45, justo lo que hizo hace 20 años, o... perder la mitad de su valor."

La burbuja de bonos

Shiller se mostró preocupado también por los bonos estadounidenses que siguen siendo una de las clases de activos más populares, ya que los inversores buscan la seguridad de sus ingresos.

"Parece que (la burbuja de bonos) está relacionada con que la gente no presta suficiente atención a través de la simple lógica... esto no puede seguir adelante y va a terminar mal", dijo. "Estas cosas pueden hundirse en algún momento".

Los inversionistas fuera de Estados Unidos están comprando bonos con tasas de interés negativas, simplemente apostando a poder venderlos a alguien más cuando las tasas de interés sean aún más negativas. Retener los bonos hasta que maduren asegura un rendimiento negativo.

Burbuja inmobiliaria

También hay índices de que el mercado inmobiliario se encuentre en una fase de burbuja. "Es como el 2005 otra vez. San Francisco y L.A. ya se están ralentizando", comentó y agregó que es un "mal indicador", puesto que esos mercados han estado subiendo durante años.

Sin embargo, dado que la burbuja inmobiliaria no está tan "agitada como lo estaba" a principios de la década de 2000, Shiller se mostró reacio a llamarla públicamente burbuja hasta ahora. Y opinó que hay suficientes personas que recuerdan la burbuja inmobiliaria de 2000. "No estoy seguro de que sea una repetición", afirmó.

Una cosa positiva

Según Shiller, un lugar del mundo esquiva esa exuberancia irracional: Europa.

Las reservas internacionales del mundo desarrollado quedan en gran medida fuera del auge mundial. Los valores europeos son casi un tercio más baratos que los estadounidenses.

"Tengo mayores expectativas para Europa que para Estados Unidos", concluyó.

16:20 27.10.2019(actualizada a las 20:17 27.10.2019).