De acuerdo con la Constitución, Adriana Salvatierra era la sustituta de Evo Morales después de su renuncia; Áñez toma protesta a su gabinete.

Adriana Salvatierra, presidenta del Senado de Bolivia, reapareció este miércoles para aclarar que no ha renunciado, por lo que a ella le correspondería sustituir a Evo Morales en la presidencia del país andino de acuerdo con la línea sucesoria planteada en la Constitución.

Hasta ahora se consideraba que Salvatierra, junto con el vicepresidente boliviano, habían dimitido, por lo que la vicepresidenta del Senado, la opositora Jeanine Áñez, se proclamó el martes mandataria interina.

Salvatierra, quien el domingo anunció públicamente que renunciaba a la jefatura de la Cámara Alta para facilitar “una salida pacífica de los conflictos”, se presentó este miércoles en la Asamblea Legislativa con la intención de retomar sus antiguas funciones.

Los agentes que custodian el Congreso se lo impidieron, recordándole que había renunciado. “No a mi curul ni a la Presidencia”, les contestó ella, rodeada de simpatizantes que gritaron “¡Dejen entrar a la presidenta de Bolivia!”

Salvatierra denunció que fueron golpeados y agredidos con gas lacrimógeno por los elementos policiacos que vigilan el Congreso boliviano; además afirmó que han sido desplazados militares y tanques alrededor del país, especialmente en zonas rurales, donde buscan reprimir a campesinos.

“Estas son las muestras de que es un golpe de Estado y de que las fuerzas del orden no brindan ni una sola garantía para la seguridad de nadie. Están aquí para reprimir, para gasificar y para obedecer a las órdenes de un gobierno que lo único que hace es intentar naturalizar un golpe de Estado”, sostuvo Adriana Salvatierra a través de un video publicado en su cuenta de Twitter.

Ni ella ni el resto de legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) -el partido político de Evo Morales-, han podido entrar a la Asamblea Legislativa para retomar sus puestos.

De acuerdo con el portal Página Siete Digital, los abogados constitucionalistas Bernardo Wayar y José Rivera señalaron que la senadora Adriana Salvatierra (MAS) no puede reclamar la presidencia de Bolivia porque su renuncia a la presidencia del Senado el domingo pasado “fue expresa y pública” y se constituye en la prueba de su intención de alejarse de la sucesión presidencial luego de la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia.

Para el constitucionalista Rivera si se recompone la directiva de la Cámara de Senadores, como pretenden los asambleístas del MAS, “no se afectará la sucesión presidencial constitucional” que ya se dio y recayó en Jeanine Yañez, actualmente presidenta de Bolivia.

“En el momento en que se produjo la ausencia e impedimento (de Adriana Salvatierra) se encontraba en ejercicio de la presidencia del Senado la senadora Jeanine Añez”, sostuvo

En tanto, la presidenta interina Jeanine Áñez, tomó protesta a su nuevo gabinete en el Palacio de Gobierno de Bolivia. En su discurso, Áñez expresó que Bolivia “vive momentos históricos. Por ello he asumido con mucha responsabilidad la tarea de pacificar nuestra patria”, señaló.

 

Video:  https://tinyurl.com/u9dhabs

Publicado 13 de noviembre de 2019.


Fuentes Abiertas, FA.- https://tinyurl.com/yxy7gl7y