Bolivia decidió retirarse de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América — Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) y cesar a 80% de los embajadores que había designado Evo Morales, según dijo a medios locales la canciller de facto, Karen Longaric.

"Nos hemos retirado del ALBA, por lo tanto el escenario que él [el canciller Diego Pary, quien manifestó que seguirá ejerciendo el cargo] tiene en este momento en Nicaragua, que es el escenario del ALBA, no nos interesa para nada", sostuvo Longaric en declaraciones a periodistas recogidas por el medio local Erbol.

Longaric señaló que se decidió también cesar en sus funciones a 80% de los embajadores designados por Morales, entre ellos el representante ante la Organización de las Naciones Unidas, Sacha Llorenti.

La canciller de facto hizo estas declaraciones luego de que Pary afirmó desde Nicaragua que seguiría ejerciendo como ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia y participara de una reunión del Consejo Político del ALBA.

Los resultados de los comicios presidenciales del 20 de octubre en Bolivia desencadenaron una oleada de protestas contra la reelección de Evo Morales, acusado por la oposición de fraude electoral.

Ante las violentas protestas y las "recomendaciones" de la policía y las Fuerzas Armadas, el 10 de noviembre Morales dimitió.

El 12 de noviembre, la senadora opositora Jeanine Áñez asumió la presidencia interina de Bolivia en una sucesión sin acuerdo parlamentario aunque avalada por el Tribunal Constitucional.

Desde su exilio en México, Morales calificó la autoproclamación de Áñez de "golpe artero y nefasto" y "asalto al poder del pueblo".

LA PAZ (Sputnik).— 19:09 15.11.2019(actualizada a las 19:45 15.11.2019).


FA.- https://tinyurl.com/uxywnyv