Estados Unidos ha enviado decenas de camiones con equipo militar y logístico a las áreas ricas en petróleo que ha ocupado en Siria, informan fuentes locales.

La agencia siria oficial de noticias, SANA, citando a fuentes civiles de la ciudad de Al-Qamishli (noreste), informó el jueves dicho despliegue estadounidense en las provincias de Deir Ezzor (este) y Al-Hasaka (noreste).

“Un convoy estadounidense de 75 camiones ingresó esta tarde ilegalmente desde el cruce de Semalka con la región norte de Irak y se dirigió a los pozos de petróleo en Al-Hasaka y Deir Ezzor con vehículos blindados militares, municiones y asistencia logística en sus puntos de ocupación”, precisó.

El medio ha denunciado que las fuerzas estadounidenses han enviado ilegalmente cientos de camiones a Al-Hasaka a través de los cruces para proporcionar apoyo militar, técnico y logístico a sus puntos de ocupación y a los grupos y organizaciones que los apoyan, una acción que la ha considerado como una abierta violación de la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional.

A finales de octubre, Washington revocó una decisión anterior de retirar todas sus tropas del noreste de Siria, anunciando el despliegue de unos 500 soldados en el este de Siria so pretexto de “proteger” los pozos de petróleo.

Luego, el secretario del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono), Mark Esper, advirtió de que Washington utilizará una fuerza “abrumadora” contra cualquiera que intente desafiar a los militares norteamericanos en esta tarea, incluidas las tropas rusas o el propio Gobierno sirio.

El propio presidente de EE.UU., Donald Trump, dio varias versiones del papel de sus fuerzas en Siria. El 25 de octubre dijo que “hemos asegurado el petróleo, por lo que en la zona petrolera quedarán unos pocos hombres”. Tres días después, fue más allá y dijo que el petróleo era de Washington.

Siria, que no ha autorizado la presencia militar estadounidense en su territorio, denuncia que Estados Unidos está “saqueando” su petróleo. Al respecto, Rusia ha revelado, mediante imágenes satelitales, la implicación de EE.UU. en el contrabando del oro negro del país levantino.

Siria sufre desde 2011 un conflicto armado que propició la formación de grupos terroristas y bandas armadas patrocinadas, según denuncia Damasco, por Arabia Saudí, EE.UU., y algunos países europeos. Los expertos estiman que la producción petrolera siria ha descendido en la actualidad de 400 000 barriles diarios a unos 80 000.

Publicada: viernes, 17 de enero de 2020 5:47


 Fuentes Abiertas, FA.- https://tinyurl.com/u86jeu3