Una espantosa violencia plagó el norte y el oeste del país árabe cuando los terroristas de Daesh lanzaron una ofensiva en junio de 2014 y tomaron el control de partes del territorio nacional, incluida Mosul, su segunda ciudad más grande y la capital provincial de Nínive.

Sucursales estadounidenses de Deutsche Bank canalizaron fondos hacia Daesh en Iraq, según documentos filtrados

Informes filtrados revelaron que se sospecha que las sucursales estadounidenses del Deutsche Bank facilitaron la transferencia de dinero al Daesh en Iraq en el apogeo de la campaña terrorista del grupo.

La organización extremista lanzó una campaña de derramamiento de sangre y destrucción contra Irak en 2014, incautando más de 121 sucursales bancarias, antes de su expulsión a fines de 2017, informó PressTV. A pesar del control de los terroristas sobre algunas instituciones financieras, algunos bancos, incluido Deutsche Bank y, en particular, sus sucursales estadounidenses, continuaron permitiendo el envío de transferencias de dinero al país árabe.

Los informes financieros clasificados presentados por bancos de todo el mundo a la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (FinCen), que se filtraron al sitio de noticias Buzzfeed y, a su vez, se compartieron con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, revelaron transferencias de dinero sospechosas de al menos cuatro mil millones de dólares señalados por las sucursales de Deutsche Bank en EE. UU. y Bank of America, a varios bancos iraquíes entre el 15 de junio de 2014 y el 30 de junio de 2015.

Middleeastmonitor.com publica que los informes de actividades sospechosas (RAS) presentados por los dos bancos no especificaban qué sucursales bancarias iraquíes estaban involucradas, pero "tales transferencias podrían ser el producto del comercio ilegal de petróleo y gas", una fuente principal de financiación para el grupo terrorista.

Una espantosa violencia plagó el norte y el oeste del país árabe cuando los terroristas de Daesh lanzaron una ofensiva en junio de 2014 y tomaron el control de partes del territorio nacional, incluida Mosul, su segunda ciudad más grande y la capital provincial de Nínive.

Según Middle East Monitor, "los documentos bancarios filtrados obtenidos por BuzzFeed News y compartidos con ICIJ, ARIJ y otros socios de medios como parte de la investigación de FinCEN Files", revelan las citadas transferencias de dinero sospechosas: "Del 2 al 13 de febrero de 2015, el Bank of America marcó 524 transferencias bancarias que se movían de cuentas bancarias de Estados Unidos a varias sucursales bancarias iraquíes por más de 16,8 millones de dólares, y del 18 al 20 de mayo del mismo año, el Bank of America marcó 244 transferencias bancarias que osciló entre 46,54 y hasta 28 millones de dólares a la vez, para un total de aproximadamente 41,4 millones de dólares".

Los terroristas cometieron todo tipo de crímenes atroces contra todas las comunidades étnicas y religiosas de Iraq, incluidos chiítas, sunitas, kurdos y cristianos yazidíes.

El 9 de diciembre de 2017, el entonces primer ministro Haider al-Abadi declaró la victoria sobre Daesh; sin embargo, todavía permanece muy activo y sigue realizando incursiones ocasionales y ataques.

Aparte de Iraq, Siria fue duramente golpeada por la organización y otros grupos violentos respaldados por la OTAN y sus aliados / satélites en el Medio Oriente.

El comercio ilegal de petróleo fue la principal fuente de financiación del grupo terrorista durante esos años.

Autor: Al Mayadeen Español / Fuente: Tercera Información. 24 de septiembre de 2020.


Fuentes Abiertas, FA.- https://tinyurl.com/y3mdfkfg