Armenia advierte con responder con misiles rusos Iskander a los cazas F-16 de Turquía, que ayuda a Azerbaiyán en el conflicto por la región de Nagorno Karabaj.

El embajador armenio en Rusia, Vardan Toganyan, aseveró el lunes que Ereván “tiene todas las opciones sobre la mesa” para responder al posible uso de cazas F-16 –de fabricación estadounidense— por Turquía.

En una entrevista concedida el lunes a la agencia rusa de noticias Ria Novosti, Toganyan dejó claro además que Armenia no dudaría en utilizar los sistemas de misiles balísticos Iskander, proporcionados por Moscú, para responder a los F-16 turcos.

Según explicó el diplomático armenio, los sistemas de defensa antiaérea actualmente desplegados cerca de la zona del conflicto en Nagorno Karabaj son suficientes para hacer frente a los drones que Azerbaiyán ha usado hasta el momento en sus ataques.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Armenia, Artsrun Hovhannisyan, dijo la misma jornada que Ereván recurrirá a armamento pesado si “la lógica de la batalla” lo requería. Habló en este sentido del posible uso de los cazas Sujoi Su-25, de fabricación rusa si era necesario.

El presidente de Armenia, Armén Sarkissian, ha denunciado también la intervención militar de Turquía para ayudar a Azerbaiyán, acusando a Ankara de proporciona una completa cooperación a Bakú en forma de drones, ciberataques, consejeros, mercenarios, e incluso cazas F-16.

Sarkissian ha aseverado además que la intervención directa de Ankara en el conflicto con Azerbaiyán podría hacer que se repita el genocidio del pueblo armenio durante la Primera Guerra Mundial (1914–1919) por el Imperio otomano.

De hecho, a pesar de los intensos llamados internacionales para bajar la tensión, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha expresado su pleno apoyo a Bakú, al que ha prometido respaldar con todos los medios a su disposición.

Nagorno Karabaj anunció el domingo la movilización general y el estado de guerra, tras una serie de incidentes en esta región en disputa entre Armenia y Azerbaiyán. Se han reportado el derribo de helicópteros y destrucción de tanques, además de cientos de muertos y heridos en ambos países.

La región fronteriza de Nagorno Karabaj está ubicada en Azerbaiyán, pero la mayoría de sus habitantes son armenios. Según opinan los expertos en temas regionales este prolongado conflicto podría resolverse sólo mediante el diálogo, ya que las confrontaciones militares no hacen más que agravar la situación.

Aseveran además que los pueblos de Azerbaiyán y Armenia son las víctimas de un conflicto alimentado por ciertos actores extranjeros, que han convertido la zona en un campo de competiciones militares.

Publicada: martes, 29 de septiembre de 2020 6:01

Actualizada: martes, 29 de septiembre de 2020 11:19


Fuentes Abiertas, FA.-