Mientras Europa vacila con el Covid-19, Irán, Turquía y Rusia adelantan sus peones para extraer el gran espacio eurasiático de la estrategia estadounidense.

Reacción positiva de la globalización: en adelante, la geopolítica y la criminología analizarán con un método conjunto los crímenes y los tráficos globales.

En el primer plano de esos estudios están los temas de las empresas de seguridad privadas, las guerillas híbridas o unidades militarizadas fuera del control de los Estados y cada vez más activas en el mundo.

El estudio de esos ejércitos no estatales (materia de derecho penal por los posibles crímenes en el proceso de su nueva integración) es observar, concentrar y verificar los datos, elaborar mapas, redactar estudios. Asimismo, dialogar con analistas fiables, oficiales o no, con experiencia paramilitar, provistos de una visión clara y una gran experiencia...

En el gran Medio Oriente entre Irán y Libia, "zona de intereses mayores" que inquieta a los grandes estrategas, cuyos análisis describen, desde finales de 2018, una revolución estratégica mundial consistente en la caída de los seculares equilibrios. Revolución urdida por fuerzas paramilitares iraníes y rusas; aunque en ocasiones también turcas.

Lo que sigue es una descripción de esta situación estratégica

Primero que nada, el autor no se alegra, ni deplora ni moraliza; se limita a informar de un hecho vital, normalmente ausente, no obstante su alcance estratégico, de las preocupaciones de la Europa de Bruselas y de las páginas "Uno" de los grandes medios informativos europeos.

1 - El punto de partida de esta revolución estratégica, dos actores en los escenarios mundiales, V. Putin y R. T. Erdogan; pretendiendo que se confrontan, siguen realmente un juego concertado; que se ha vuelto más frecuente desde el putsch fracasado, del verano de 2016, que obligó a R. T. Erdogan a reconsiderar su estrategia de sobrevivencia y de contraofensiva.

2 - Ese pacto discreto opera sobre todo en Libia, Sudán y en el entorno de la península árabe.

3 - Desde finales de 2018, esos expertos preveían la implantación de tres bases militares rusas en la rivera persa del Golfo. De hecho, desde el 18 de octubre de 2020 y la supresión por la ONU del embargo en las ventas de armas a Irán, aparece que a imagen de sus bases de Siria (Hmeimin, Lattaquie), la marina rusa abrirá tres instalaciones mayores en Chahbar, Bandar-Abbas y Bandar-Busheher en los golfos Pérsico y de Omán. La protección del espacio marítimo y aéreo del entorno dependerá de sistemas de defensa S-400 y Bastion; además de los dispositivos de guerra electrónica Krasnuha-4.

(...)

En el verano de 2020, el único logro de ese movimiento ruso colocó los Emiratos, Bahrein y otros, en los brazos de Israel. El desplazamiento de Rusia a los "mares calientes" era sólo un sueño geopolítico de los zares y de Stalin: Putin lo ha llevado a cabo.

Lo mismo para el ultra-estratégico Sudán: desde 2018, Erdogan y Putin han tenido acercamientos al dictador sudanés Omar el-Bechir - allí también operaban milicias privadas rusas. Pero habiendo calculado el descrédito del corrupto Bechir, ambos socios han manipulado un "levantamiento popular" y confiado el poder a militares más jóvenes y presentables, satisfechos con su salario...

Segunda rama de la situación amenazante: una inmensa base militar rusa será situada en Puerto Sudán, a orillas del mar Rojo que Incluye defensas costeras, bases de misiles suelo - aire y sistemas de guerra electrónica."...

Golfo arabopérsico... el Mar Rojo... ¿Cómo terminar de limitar esta "zona de intereses mayores"? Con una base en el mar de Arabia: que se prepara; Moscú regresaría en breve a Socotra, isla donde la marina soviética estuvo situada en la etapa soviética.

Desde finales de 2018 es sabido que equipos de buceo de combate y tropas de marina, sobre todo rusas e iraníes, se entrenan juntos.

De cara a este estratégico desafío planetario tendente a extraer el gran espacio eurasiático de la empresa americana, Bruselas pisa terreno resbaloso con el COVID-19.

¿Y los jefes de estado mayor de los ejércitos presentables de Europa, los de Francia y del Reino Unido? Sin duda observan, tristes e inquietos, el juego inmenso que tiene lugar lejos de una Europa marginada.

Los valores occidentales y los crímenes perpetrados en su nombre tienen el aval de la ONU

La soberanía de los Estados y el derecho internacional

Andrea Duffour nos informa en Arrêt sur info del 22 de noviembre de 2020 de la conferencia que tuvo lugar dos días antes, en Berna, Suiza, en el 75 aniversario de la Carta de las Naciones Unidas para referirse a una cuestión caliente de nuestro tiempo: ¿Ha la ONU respetado sus propios valores?

Entre los objetivos fundamentales de la ONU figuran el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, el rechazo del uso de la fuerza y las amenazas como medio de presión, la solución pacífica de los conflictos y el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones, fundado en el respeto de la autodeterminación de los pueblos y la defensa de los derechos fundamentales.

El doctor Gabriel Galice, animador del coloquio y presidente del GIPRI (Geneva International Peace Research Institute), se pronunció contra la OTAN. (Es posible verle defender la soberanía de Siria, al lado de Guy Mettan, nuestra vergûenza (infrarouge, 12.10.16)  donde él entra en conflicto con Jean Ziegler y Carla del Ponte). Informa de haber escrito un ensayo sobre los pueblos en Europa, y aconseja releer "El gran tablero", de Zbigniew Brzezinski, y leer también "Gobernar por medio de noticias falsas".

Galice lamenta que cierto número de países: Reino Unido, Francia y Bélgica – arman y forman terroristas con equipo, pagado por Arabia Saudí y Catar, son entrenados por oficiales franceses, estadounidenses, británicos, belgas, para desestabilizar regímenes como el de Siria. "Esas operaciones dan por resultado que los terroristas tomen las armas para matar a nuestros conciudadanos, de esto es necesario ser conciente". 

Esta propaganda, ese lavado de cerebro ha desgraciadamente repercutido en ciertos medios árabes de Catar como Al Arabia, Orient TV y Al Jazeera y manipula a los refugiados de la guerra que se encuentran en Europa. Estas intenciones expresadas en el encuentro de Suiza no han cambiado en muhos siglos. Sólo la triada Formada por Rusia, Irán y Turquía tienen algo que ofrecer de bueno al género humano.

Por Gastón Pardo: 01.12.20.


Colaboración del autor para geopolítica.com