El reciente ataque a la base militar estadounidense en Erbil, norte de Irak, muestra que los sistemas de defensa aérea de EE.UU. son ineficaces ante las ofensivas con misiles.

Según el diario hongkonés Asia Times, un sistema de defensa aérea Patriot y un sistema C-RAM, ambos de fabricación norteamericana, blindaron Erbil. Sin embargo, no hay ninguna información que muestre la activación de dichos sistemas durante el ataque ocurrido el pasado lunes contra la base militar de EE.UU. y el Aeropuerto Internacional de Erbil, en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.

Por su parte, Washington y Bagdad han dado cuenta de la detección de 14 cohetes que impactaron el aeropuerto y la base, aunque el grupo armado presuntamente responsable de la ofensiva ha asegurado haber disparado 22 proyectiles.

En abril pasado, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) anunció el despliegue de dos sistemas Patriot en Irak, uno en la base aérea de Ain al-Asad y el otro en la instalación militar de Erbil.

A pesar de que Erbil se describe como una región “bien defendida”, hasta ahora, no se ha mencionado nada del intento de derribar misiles entrantes.

Las acometidas a las instalaciones militares y diplomáticas norteamericanas se producen, mientras que en el país árabe se elevan cada vez más las voces que exigen la salida de las tropas de EE.UU., a las que consideran fuerzas invasoras.

Publicada: jueves, 18 de febrero de 2021.


Fuentes Abiertas, FA.- https://cutt.ly/qlqa0eG