Por Gastón Pardo

En septiembre de 1980 se efectuó en la Ciudad de México el Simposio Internacional de Planeación para el Desarrollo, en el que fue invitado especial el pensador francés Jacques Attali. Su ponencia portaba el título de "Crisis económica mundial: el nuevo orden económico y la planeación".

Invitó a la realización de ese encuentro el subsecretario de Programación y Presupuesto Francisco Labastida. Y en el párrafo inicial de su ponencia dijo Attali que "México es sin duda el lugar más significativo del mundo para evocar las cuestiones que atañen al encuentro. A la vez país desarrollado y en vía de desarrollo, México es el único país del sur que tiene una frontera en la que da una imagen crujiente del diálogo Norte-Sur".

Esa caracterización de México, hecha hace casi 41 años, es el resultado, según el pensador francés "del análisis que vamos a hacer que una de las características mayores d la crisis actual es el vaivén del centro de la economía del mundo del Atlántico al Pacífico y México es uno de los pocos países con este doble litoral".

Aclaró Attali que toda ciencia es ciencia humana y toda ciencia humana está situada históricamente. "De tal manera, , dijo, comprender el orden del mundo y su devenir exige fundarse sobre la historia en todas sus dimensiones".

Attali sorprendió a sus numerosos oyentes que por cierto no le entendieron cuando mencionó que "los paradigmas de la dinámica y de la termodinámica, es decir, los dos estados sucesivos del conocimiento del mundo y en el cual se inscriben respectivamente, como se puede demostrar, las teorías económicas clásicas y marxistas, que se revelan incapaces de dar cuenta de los desequilibrios organizados".

Si Attali daba cuenta de la existencia de desequilibrios "organizados" es que tenía constancia de que podría haber una intención creadora atrás del caos que apareció sólo unos años más tarde, hacia el final del siglo XX con el desmantelamiento de la Unión soviética, la desarticulación de Europa Oriental, el ascenso del crimen organizado en esta zona del mundo, sumados a la hegemonía inestable de los servicios secretos en una transición que pocos entendieron. Las élites ya estaban desmanteladas y el sistema económico, financiero y social comenzaron a ser consideradas élites sin pueblo, es decir, completamente inútiles.

México 40 años después del simposio

Federico Novelo, analista de la Universidad Autónoma Metropolitana, descubre un escenario particularmente macabro que iniciará su dinámica en un corto plazo:

*El gobierno federal debe adoptar medidas de endeudamiento de proporciones bíblicas para la recuperación

*Las dificultades vienen desde la gestión de la recesión, entre 2007 y 2009, dice y agrega:

"México se encamina a una crisis económica más grave que la Gran Depresión de 1929, ante un escenario que se complica por la combinación con la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19, que es una especie de revancha de la naturaleza, aseguró el doctor Federico Novelo Urdanivia, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

"Las dificultades en el sector se vienen arrastrando desde la pésima gestión de la recesión en los años 2007 a 2009, por lo que el Estado debe adoptar medidas de endeudamiento en proporciones bíblicas y una noción del gasto que tenga calidad y estrategia que no signifiquen una salida parcial de la pobreza".

https://www3.nhk.or.jp/nhkw.../es/ondemand/video/5001305/..

Esta entrevista hecha por la televisión japonesa a los tres mayores especialistas en situaciones críticas del mundo, Jacques Attali, Yuval Noah Harari y Ian Bremmer, demuestra el origen de la dificultad suprema de los países al terminar la epidemia del covid: no habrá dinero, específicamente en México, porque no habrá quien otorgue créditos a los países en dificultad.

14 de marzo de 2021.


Fuentes Abiertas, FA.-