Una entidad estadounidense critica a Washington por su “programa de ataques letales ilegales”, que se ha cobrado la vida de muchos civiles a lo largo del mundo.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), en un comunicado emitido el sábado, reveló que, en los últimos cuatro años, el programa de ataques letales ilegales de EE.UU. ha acabado con la vida de civiles musulmanes y afrodescendientes en múltiples rincones del orbe.

A este respecto, la nota hace hincapié en que estas agresiones, llevadas a cabo bajo la denominación de “acción directa”, no han sido lanzadas únicamente contra zonas en las que se desarrollan conflictos reconocidos.

Es más, la ACLU arremete contra esta política estadounidense y pone de relieve que el uso secreto e inexplicable de la fuerza letal es un hecho inaceptable en una democracia que afirma respetar los derechos humanos.

El referido comunicado fue emitido en reacción a la publicación de un conjunto de reglas por parte de la Administración del presidente de EE.UU., Joe Biden. Dichas reglas, desde su aprobación en 2017, fueron ocultadas por el antecesor del demócrata, Donald Trump, con el propósito de llevar a cabo las llamadas operaciones antiterroristas.

Cabe señalar que el mismo año 2017, la ACLU le solicitó al Gobierno de Trump que hiciera públicas las aludidas reglas, sin embargo, la Casa Blanca negó su existencia.

¿En qué consisten las reglas de Trump para legalizar los ataques antiterroristas?

Este conjunto de reglas, dadas a conocer el sábado por el diario estadounidense The New York Times, se agrupan bajo el título de ‘Principios, Estándares y Procedimientos para la Acción Directa de EE.UU. contra Objetivos Terroristas’.

Las mismas permitían la actuación directa legal del país norteamericano contra todos aquellos objetivos que considerase terroristas, además de otorgar a los comandantes en el campo de batalla la potestad de tomar decisiones relacionadas con los ataques, siempre y cuando estas se ajustasen a un conjunto amplio de “principios operativos”.

En la mayoría de los ataques lanzados bajo el contexto de estos principios se emplearon aviones no tripulados (drones). Asimismo, algunas de dichas ofensivas se llevaron a cabo fuera de las zonas de guerra, una de las tácticas más polémicas utilizada por Washington en su llamada guerra contra el terrorismo.

Conforme a la Oficina de Periodismo de Investigación, los civiles y los niños mueren a menudo por error en los ataques en los que se usan aviones no tripulados.

En enero, la Administración Biden suspendió las mencionadas reglas e impuso un nuevo precepto, según el cual, la propia Casa Blanca debe dar luz verde a los ataques propuestos fuera de las zonas de guerra de Afganistán, Irak y Siria.

Publicada: domingo, 2 de mayo de 2021 15:21

Actualizada: domingo, 2 de mayo de 2021 18:19


FA.- https://cutt.ly/qbxRUdk